domingo, 14 de diciembre de 2014

Generación SUBWAY


o el tiempo del desconcierto 

Muchas veces concibo el momento que nos ha tocado vivir como el tiempo del desconcierto, detenidos en una evolución tecnológica permanente, que no frena nunca, pero nos mantiene alerta en la incertidumbre. Vivimos entre dos siglos y todas las certezas que hicimos nuestras en una suerte de adscripción cultural más o menos firme han caído en el siglo XXI. Nuestra identidad cultural casi se quedó allí, pero no nos resistimos a reinventarla para este nuevo tiempo ni a volver a ella cuantas veces nos sea necesaria. Y es en ese devenir tecnológico donde la escritura se nos hace imprescindible.
En la ciudad somos seres en tránsito y en permanente búsqueda. Habitar en la ciudad es desplazarse. «Somos deslizamiento», decía un poeta. Vivimos la itinerancia constante como metáfora del lapso de tiempo necesario para que algo cambie. Y es en el tránsito, en la conjunción de ambos planos, el real y el literario, donde la utopía es la captación del instante. Es el sueño del arte, un momento de epifanía, de revelación.

«Entropía»[1] es un cuento metaliterario que narra las consecuencias que conlleva la confusión de vivir el mundo literariamente. Los lindes entre la ficción y lo real se muestran difusos para el protagonista. Y cobra relevancia el trayecto, porque es en un recorrido en metro, justo en la estación de enlace, cuando tiene lugar el encuentro de personajes y el paso de lo real a lo literario. Los personajes intercambian también sus roles: la narradora queda atrapada en las redes de la ficción y se convierte en personaje literario.




Editorial Playa de Ákaba
[1] Medida de la incertidumbre ante un conjunto de mensajes. Medida del desorden de un sistema.